¿Qué buscas de bricolaje?
Estas en: bricozona > bicicleta

Los Frenos

Hay algunos elementos de la bicicleta que pueden funcionar mal: los cambios estar mal regulados, la horquilla muy blanda, pero un componente de la bicicleta que NO DEBEMOS dejar pasar (conozco a más de uno que no los ha tocado en dos años) son los frenos.
Supongamos que bajamos a todo trapo (50-60 km/h) por una pista ancha. Todo esta bajo control hasta que se nos cruza una 'señora' vaca delante, a 25 m de distancia. Parecera que 25 m es mucho para frenar, pero solo tendremos 3 segundos para detenernos (¡menuda frenada!). La diferencia que hay entre tener los frenos a punto y no tenerlos es que en el segundo caso nos comeriamos unas chuletitas, que no podriamos masticar porque nos habriamos dejado los piños por alli y nos cogeriamos una indigestion.
Fuera de bromas, los frenos son el componente de la bicicleta que mayor seguridad aporta (hasta que inventen el air-bag para bicis). Veaos como se desmontan, se limpian, se engrasan y se regulan...

Desmontando los frenos:

Para proceder a la completa limpieza y regulacion de los frenos, sera necesario desmontarlos como sigue: Primero se destensa el cable en la maneta (con la ruedecilla pertinente), después se suelta el cable de la leva que no lleva tornillo de presion y se afloja el tornillo de la otra.
Ya tenemos las levas libres de cables, ahora las sacaremos con una llave allen, fijandonos muy bien como esta puesto el muelle, que tiene dos terminales, uno más corto que el otro. El corto ira insertado en la leva y el largo en el cuadro o la horquilla.
también hay que fijarse en que agujero de los tres que suele haber va insertado el largo, para ponerlo bien otra vez cuando lo montemos. Por último, quitaremos las zapatas, para cambiarlas o limpiarlas, con una llave allen y una plana.

Limpieza:


El proceso de limpieza es muy parecido a los demás componentes. Se limpia con un trapo ligeramente humedecido con agua o desengrasante y ya esta. Es conveniente limpiar bien los muelles internos, porque alli se almacena mucha porqueria (ojo al sentido del muelle), así como los espárragos del cuadro y la horquilla.
también limpiaremos los vastagos de las zapatas o los tornillos si son de tipo V.

Engrasado:


Echaremos un pegote de grasa solida dentro del muelle y también rebozaremos los espárragos y los tornillos si los hubiera.

Montaje:


Primero montaremos las levas sin las zapatas. Se ponen los muelles en las levas (el pitorro más largo hacia afuera) y se insertaran naturalmente en el espárrago del cuadro. después, con la leva hacia abaj, introducimos el saliente del muelle en una de las tres posiciones que hacen variar la dureza de retorn, como en la figura. Si nos cuesta frenar, lo pondremos más blando y si, por el contrari, nuestras manetas no tienen muelle de retorn, lo pondremos más duro. Con los frenos V se pondra en medi, puesto que se puede regular la dureza mediante un tornillo. Ya podemos apretar las levas al cuadro o la horquilla.
Si existe juego entre la leva y el espárrago (del cuadro o la horquilla), porque este último es más largo, podemos poner una micro-junta torica (2 mm externos) en el saliente del muelle, que luego se inserta en uno de los tres agujeritos.

Las zapatas:

Cuando una zapata esta nueva tiene una pequeña capa brillante en la zona de frenado que al principio no da muy buen rendimiento. Lo mismo ocurre cuando esta usada y se produce una cristalizacion de la goma en su superficie (se queda brillante). En ambos casos, se soluciona lijando suavemente la goma para dejarla virgen. Podemos utilizar la lija de los parches (es muy buena), procurando dejar la zapata lo más plana posible.
zapatas
después se pondran las zapatas en las rotulas de las levas de modo que la goma toque con la llanta. Es conveniente que la parte de la zapata por la que 'entra' la llanta este más separada que la opuesta; algunas zapatas nuevas llevan un pequeño saliente en la parte de atras para facilitar la tarea, pero en las usadas lo podemos hacer pegando con celo un trocito de cerilla cuadrada sin la cabeza, como se muestra en la figura de arriba. Ahora se regula la altura de la zapata según queramos más o menos potencia: cuanto más bajas estén las zapatas, más potencia obtendremos, pero el recorrido sera menor, con lo que tendremos que centrar la llanta bien para que no nos toque. Si nos interesa un tacto más direct, o no tenemos la llanta muy centrada habrá que ponerlas más arriba.
Una vez regulado el angulo de ataque de la zapata y su altura, es hora de ajustar la distancia de la zapata a la leva, para lo cual nos podemos guiar por el tirador de los frenos cantilever Shimano. Los dos cables tienen que formar un angulo de 90 grados.
Ya solo hay que apretar la rotula con una llave plana y una allen para hacer contratuerca, manteniendo la misma altura y distancia leva-zapata en los dos lados. En el caso de los frenos V es fundamental que las levas estén completamente paralelas, es decir, que el cable forme un angulo de 90 grados con la leva.
Dado que hay diferentes anchos de llanta, las zapatas tienen unos separadores que habrá que poner por dentro o por fuera para acercar o alejar la zapata de la leva, manteniendo ese paralelismo.
Una cosa: compra zapatas de buena calidad. En algunas "cutre-tiendas" te venden zapatas que hacen ruido al frenar (mucho), o no frenan bien.

Los cables:


Ahora ya podemos enganchar los cables, no estaria mal que los hubiesemos cambiad, junto con las fundas. Aflojamos dos o tres vueltas las ruedecillas de tension de las manetas, para tensar más el cable y ponemos el cable de la leva que no tiene tornillo. después, juntamos las levas con una mano hasta que toquen las zapatas con la llanta, tensamos el otro cable hacia abajo y aprietamos con la otra mano el tornillo. Logicamente la bicicleta esta frenada, pero ahora soltamos una vuelta y media la ruedecilla de la maneta y ya podemos regular los frenos a nuestro gusto. Es recomendable cambiar los cables y las fundas de los frenos (o los cambios) al mismo tiemp y la primera vez NO aplicar ningun tipo de lubricante, porque se puede reducir la vida util de los mismos. Cuando los hayamos utilizado un tiempo (depende si hemos montado mucho con lluvia o barro) si podremos engrasarlos.

Tornillo lateral de centrado:


Una vez que hayamos colocado las zapatas, puede ser que las levas no estén exactamente a la misma distancia de la llanta y que alguna de las dos zapatas roce. Para remediar esto, existe un tornillo en una de las levas (en las de tipo V están en las dos) que permite regular la dureza del muelle intern, de modo que se puede regular el centrado de las levas. Si aprietamos el tornill, separaremos la leva sobre la que estamos actuando y acercaremos a la llanta la leva contraria. Si aflojamos el tornill, se produce el efecto contrario.
En el caso de los V-Brakes dejaremos los dos igual de apretados en un principio para luego regularlos los dos (apretamos de uno y aflojamos del otro)

Frenos de disco


Ultimamente están de moda las bicis con frenos de disco. Debes saber que la principal ventaja de los frenos de disco es que frenan bien aun con barro.
Perooo ...¿sueles ir en bici con barro? si no es asi, puede que no te compense el sobreprecio. además debes saber que si te das una torta y doblas el disco, esa rueda no va a girar y vas a tener que acarrear la bici.


Anterior: limpieza y engrase
Siguiente: el cambio trasero


y escribenos para mejorar.
Contactar