¿Qué buscas de bricolaje?
Estas en: bricozona > lijar

lijar muebles de madera





La madera del mueble debe presentar una superficie absolutamente plana y uniforme, si queremos conseguir un aspecto homogeneo y lustroso cuando apliquemos el acabado.
Si la fase del lijado se hace mal, las diminutas astillas y virutas quedarán resaltadas al teñir, barnizar o encerar, perjudicando la estetica del mueble.

La preparacion de la superficie mediante el lijado es una tarea que debe hacerse con cautela.
Como siempre que trabajamos con madera, un material vivo, heterogeneo y cambiante, para lijar bien evitaremos el proceder rutinario, actuando con la mayor atencion.
La regla de oro es comenzar siempre con mucha suavidad, vigilando el efecto que produce en la capa superficial la lija o la lana de acero.
La correcta ejecucion del lijado resulta muy satisfactoria y garantiza que nuestro mueble exhibira todas sus cualidades.

limpiar la superficie

Si el mueble viena tratado con cera, antes de lijar, debemos limpiar la superficie, un acabado mucho más aconsejable que el barniz para las maderas de interior.
Hay productos especificos que se aplican con un pincel y, leyendor cuidadosamente la etiqueta, para respetar escrupulosamente las instrucciones del fabricante.


Una vez eliminada la capa de cera, podemos comenzar el lijado.
Iniciaremos la tarea con lana de acero de la contextura más suave que, es lo más adecuado para los muebles que presentan recovecos, angulos y molduras como las puertas.
No debemos usar lana de acero con roble, nogal o caoba: si hay humedad, el acero puede reaccionar con la acidez de estas maderas y ennegrecer la superficie.

Lijado con papel de lija

Si la capa tiene suficiente integridad como para que el trabajo con lana de acero se vuelva tedioso, usaremos papel de lija.
Se fabrica en distintos grados, dependiendo del tamaño de las particulas abrasivas, que van desde 600 (el más fino) hasta 30 (el más grueso).
Mientras más bajo sea el numero, más ruda y fuerte sera la lija.
Para conseguir un buen pulido bajaremos el numero grano a medida que vamos lijando la pieza.


Para decapar y eliminar la pintura de una tabla de madera maciza, utilizaremos la lija más contundente, entre 30 y 80.
Para pulir superficies a las que previamente se les ha aplicado laca, se recomienda usar una lija de entre 100 y 180.
Para el pulido fino de superficies previamente barnizadas, o para un lijado intermedio, utilizaremos grano entre 220 y 400.

Resulta muy comodo trabajar a mano con el practico taco de lija, que permite sobre todo en las pequeñas piezas conseguir con rapidez una lisura esplendida.
Dado que en los tacos de lija hay poca variedad de grano, al contrario que en papel, para emplear numeros intermedios podemos aprovechar el taco como soporte, doblando por los lados el papel de lija que precisemos.
De esa forma ganaremos también homogeneidad.

Lijadora eléctrica

En la actualidad hay lijadoras electricas a buen precio, hasta el punto de que esta herramienta se ha convertido en el electrodomestico esencial de la carpinteria.
Conviene reservar su uso para los muebles de nueva fabricacion, hasta que tengamos suficiente tacto como para emplear la lijadora en restauraciones.


En las lijadoras podemos acoplar igualmente gran variedad de papeles, que hoy día suelen montarse con el funcional sistema del velcro.
Hay otras herramientas que ofrecen utilidad para el lijado, como los platos pulidores, que se montan en el taladro, ideales para eliminar pintura o un viejo barniz con gran rapidez.
Las limas resultan idoneas para trabajar algunos detalles y con los cepillos de alambre podemos eliminar las capas gruesas de pintura o barniz.



y escribenos para mejorar.
Contactar