¿Qué buscas de bricolaje?

alharma (peganum harmala)

La alharma es una planta herbacea perteneciente a la familia de las zigofilaceas.
Es una planta muy ramificada, con las ramas ligeramente en zigzag, muy poblada de hojas y toda ella lampiña.
Las flores salen de una en una, están sostenidas por cortos cabillos, con un caliz de cinco sepalos muy angostos, lineares y algunos dientes a cada lado.
El fruto es una capsula globulosa un poco deprimida que se abre por tres valvas, con semillas angulosas.
Las hojas poseen un sabor herbaceo.
Se cria en lugares incultos, ribazos y escombreras, generalmente en los paramos de la España seca, desde la cuenca del Ebro hasta la meseta central y Andalucia.

floracion

La alharma florece a partir del mes de abril en el sur del pais y algo más tarde en la cuenca del Ebro y en el centro de España.
Esta floracion se suele prolongar durante todo el verano.
De la recoleccion con fines medicinales interesan exclusivamente las semillas, que se recogen a finales del verano y se guardan en recipientes hermeticos para evitar que se degraden los principios activos contenidos en ellas.
En las semillas de la alharma, localizadas principalmente en la cáscara, se hallan tres alcaloides llamados harmina, harmalol y harmalina.
Algunos autores hablan de un cuarto alcaloide, hallado durante el proceso de extraccion de los tres anteriores, llamado peganina, que es estructuralmente identico al encontrado en otras plantas de familias distintas.
Desde tiempos inmemoriales (sobre todo en parte de muchos pueblos arabes) las semillas de alharma se han empleado bajo diversas formas para procurarse una fugaz embriaguez.
Se cuenta en numerosos libros que estas semillas se empleaban para conseguir un estado de suma alegria y euforia, siendo usadas por todo tipo de magos, curanderos y chamanes para ensalsar el espiritu.
Esto nos da prueba de las virtudes de esta planta, siendo la excitacion su propiedad más notable.
Pero cuando se trata de cualquier droga no hay que olvidar la posibilidad de que se presenten efectos secundarios, que pueden resultar sumamente peligrosos si la cantidad ingerida es superior a la permitida.
Esto no es dificil si tenemos en cuenta que las semillas pueden ser más o menos ricas en principios activos y que en algunos casos un puñado de semillas puede llevar cantidad de droga suficiente para matar a un individuo.
Por tanto, su empleo debe estar siempre sujeto a prescripcion medica.
Las semillas no se deben utilizar nunca de forma casera, ya que la diferencia entre la dosis activa y la dosis toxica es muy pequeña.
En el caso de que sean prescritas por un facultativo, este sera el encargado de establecer la dosis a usar.

Utilizacion

Excitante. Emenagogo. Toxico

alharma peganum harmala


y escribenos para mejorar.
Contactar