¿Qué buscas de bricolaje?

guija tuberosa (lathyrus tuberosus)

La guija tuberosa es una planta herbacea perteneciente a la familia de las leguminosas; puede alcanzar hasta tres palmos de altura, con tallos tendidos o trepadores, angulosos y de hojas compuestas.
De los tallos salen hojas verdes que presentan en su perimetro una serie de profundas hendiduras que las dividen, de forma que parece que existe más de una hoja.
Al pie de cada hoja nacen dos estipulas a modo de saetas y del encuentro de la hoja con el tallo surge un racimito florifero de tres a cinco flores de color rosado.
Podemos encontrarla en la mitad norte de la Peninsula, aunque también se localiza en determinadas zonas montañosas del sur.
Por lo general no es una planta fácil de hallar.
La floracion empieza en el mes de abril, prolongandose hasta el final del verano en determinadas zonas montañosas.
Produce unas flores de color amarillo que se localizan en las axilas de las hojas, de forma individual.
La recoleccion se efectua a finales del verano, con la recolecta del tuberculo.
Para su mejor conservacion se recomienda efectuar una serie de cortes en el mismo a fin de reducir el tamaño de la porción a secar, en cuyo caso se procede a una operación mucho más rápida, con lo que se mejora el resultado final.
Su cultivo se puede efectuar tanto por medio de semillas como de esquejes.
Los tuberculos contienen altas concentraciones de almidon.
El rizoma y la raiz poseen gran cantidad de taninos catequicos que le confieren una accion astringente, gracias a la cual resulta apropiado en casos de diarrea y también para aplicar sobre la piel, como cicatrizante en aftas, ulceras bucales, gingivitis, vaginitis, contusiones y escoceduras.
Asimismo contiene polifenoles y, en menor cantidad, se puede detectar la presencia de esencia.
Todo ello le hace ser un buen antiinfeccioso gastrointestinal, ya que actua contra las inflamaciones; es también un buen diuretico a emplear cuando fallan otros remedios más conocidos y se dispone de esta planta, lo cual no siempre es posible.
.- Decoccion. Se añaden veinticinco gramos del rizoma desecado a un litro de agua, dejándolo hervir durante diez minutos; después se procede a efectuar el filtrado.
Se pueden tomar hasta tres tazas al día para conseguir así un efecto antiinfeccioso (a nivel gastrointestinal) y antidiarreico.
.- Decoccion para uso externo. Se toman cuarenta gramos del rizoma, añadiendolo a un litro de agua y dejándolo hervir durante un cuarto de hora.
El líquido obtenido después de enfriarse a temperatura ambiente se puede emplear para efectuar lavados vaginales o también como colutorio.

Utilizacion

Astringente. Antidiarreico. Diuretico

guija tuberosa lathyrus tuberosus


y escribenos para mejorar.
Contactar