¿Qué buscas de bricolaje?

nueza (bryonia dioica)

La nueza es una hierba vivaz, perteneciente a la familia de las cucurbitaceas.
Se suele secar en invierno, para volver a rebrotar en primavera.
Posee una enorme raiz, a veces tan gruesa que parece un palo de beisbol.
Los vastagos que echa pasado el invierno son tiernos y endebles y se van alargando sin cesar durante mucho tiempo.
Las hojas están divididas en gajos y, frente a ellas, el tallo produce unos zarcillos muy retorcidos con los que la planta se va agarrando a todo lo que pilla, de manera que va trepando poco a poco.
Es una hierba originaria de Europa meridional, muy abundante en zonas de escombros y cercanias de rios y arroyos.
A partir de mayo aparecen racimos sueltos de pequeñas flores verde amarillentas, machos y hembras juntos en la misma planta.
Las flores masculinas son algo más grandes que las femeninas.
De la recoleccion interesa la raiz, que se extrae de la tierra; se lava y se corta en rodajas que se ponen a secar a una temperatura máxima de 45ºC; una vez seca, la raiz ofrece un sabor fuerte y amargo y un olor desagradable.
La raiz contiene un glucosido llamado brionina y otro parecido, pero de sabor muy amargo, denominado brionidina.
además contiene materias tanicas, fitosferina, azúcar invertido, una resina, trazas de un aceite esencial y saponinas.
La principal "virtud" de esta planta reside en ser altamente toxica.
La brionina que antes mencionabamos actua como purgante violento en dosis muy pequeñas; por ello solo se recomienda en determinados estados patologicos, como inflamaciones cronicas de las membranas serosas.
En aplicacion local tanto la brionina como la brionidina son muy irritantes y administradas por via oral pueden provocar irritacion gastrointestinal con vomitos, grandes diarreas y hemorragias intestinales.
Si se aumenta la dosis puede llegar a desencadenar la muerte por paralizacion del sistema nervioso central.
La raiz fresca es logicamente menos toxica que los glucosidos en estado puro, pero también produce efectos no deseados.
Su jugo, en aplicacion externa, es tan irritante que puede llegar a ulcerar la piel y por via interna provoca los mismos sintomas que los glucosidos, aunque en menor intensidad.
Popularmente se ha utilizado mucho e incluso en nuestro pais existe cierta tradicion que recomienda el uso de esta planta.
La razon de que no se experimenten los efectos secundarios desagradables estriba en que la recoleccion de la raiz la realizan mediante tecnicas especiales que aseguran una atenuacion de su toxicidad.
Asi, por ejemplo, las gentes de campo obtienen el jugo de la raiz excavando previamente en ella una cavidad y llenandola de azúcar.
Al cabo de 12 horas se obtiene un jarabe que, en dosis de 2 cucharaditas pequeñas, produce un efecto purgante lento, pero seguro.
Como puede deducirse de su toxicidad y aun conociendo algunas recetas caseras relativamente exentas de toxicidad, creemos oportuno no recomendar ninguna preparacion magistral.
Lo mejor si se quiere probar esta planta es consultar con un especialista medico o farmaceutico, que nos asesorara convenientemente acerca de la mejor forma de administrarla al organismo.

Utilizacion

Toxico. Purgante. Rubefaciente

nueza bryonia dioica


y escribenos para mejorar.
Contactar