¿Qué buscas de bricolaje?

violeta (viola odorata)

La violeta es una planta perenne o vivaz que carece de tallo aparente; las hojas arrancan de la cepa misma y se sostienen por largos rabillos.
Son grandes y con una bonita forma acorazonada; las flores, de color violeta y perfumadas, también se disponen en largos pedunculos.
Es una planta que se caracteriza por un perfume intenso y una cierta gracia y elegancia.
Por ser tan ornamental se suele cultivar en jardines, aunque la especie silvestre, que es menos llamativa, es la más perfumada y la preferida por la industria farmaceutica.
La planta florece a finales de invierno o comienzos de la primavera, entre marzo y mayo.
En cuanto a su recoleccion, las sumidades floridas y las hojas se recogen en marzo y abril, mientras que los rizomas se dejan hasta el invierno, que es cuando más cargados están en principios activos.
Una vez recolectados, se ponen a secar en capas delgadas en lugar ventilado y sombreado.
Las flores de violeta son ricas en mucilago, poseen trazos de esencia, pequeñas cantidades de acido salicilico y otros compuestos como la violamina.
En la raiz podemos encontrar además alcaloides como la odoratina, diversas saponinas y acidos organicos.
Se ha empleado principalmente para ablandar la tos y fluidificar las secreciones de las vias respiratorias, es decir, para facilitar la expectoracion.
El mucilago de las flores posee propiedades demulcentes, antitusivas y antiinflamatorias.
Por su parte, del acido salicilico se conocen sus propiedades como analgesico y antipiretico; por las saponinas que contiene la raiz también se ha utilizado para provocar el vomito; por último, los alcaloides de la raiz ejercen una accion hipotensora.
La precaución a tener en cuenta en relacion con esta planta es que, a grandes dosis, sirve principalmente para provocar el vomito, por lo que es desaconsejable su abuso.
Sus flores frescas sirven para la extraccion de un aceite esencial perfumado que se utiliza en todo el mundo; es una de las esencias más agradables que existen, utilizada incluso en muchas de las exquisitas golosinas que todos hemos comido de niños.
.- Decoccion. Se hierven en 300 gramos de agua 5 gramos de raices; cuando el líquido se ha reducido a un tercio, se endulza con miel o azúcar y se bebe rápidamente.
Excelente para el catarro y la tos.
.- Jarabe. 100 gramos de flores frescas en un litro de agua hirviendo; después de 12 horas se cuela el líquido, exprimiendo bien las flores y se añaden 2 kilos de azúcar.
Se filtra tras 2 o 3 días y se guarda.
La dosis recomendada es una cucharada de jarabe cada dos horas.
.- Cataplasma. Para eliminar hinchazones producidas por golpes y contusiones se prepara una cataplasma con hojas frescas, hervidas en poca agua, para aplicar en caliente sobre la parte dolida.
.- Perfume de violetas de un curso casero. Para ello se quitan los pedunculos a las flores frescas y se desecan rápidamente a la sombra; se vierte sobre una plancha de metal caliente un poco de sal fina de mesa que, al secarse, se mezcla con los petalos florales.
Todo esto se conserva en un frasco con tapón esmerilado.
Asi obtenemos el perfume de violeta, de multiples utilidades.

Utilizacion

Expectorante. Balsamico. Hipotensor

violeta viola odorata


y escribenos para mejorar.
Contactar